Lhasa Apso

Los Lhasa Apsos son una antigua raza canina con una historia fascinante que se remonta más de 2,000 años. Esta raza simpática suele ser compacta y compacta, y tiene una capa protectora densa y un pequeño tamaño. Esta raza es conocida por su amabilidad, vigilancia y lealtad. Exploraremos la historia, características y personalidad de este increíble perro de pelo corto.

Índice
  1. ¿Qué sabemos del Lhasa Apso?
    1. Origen del Lhasa Apso
    2. Físico del Lhasa Apso
    3. Características inertes del Lhasa Apso
    4. Cuidados para un Lhasa Apso
    5. Recomendaciones para el Lhasa Apso
    6. Entrenamiento para el Lhasa Apso
  2. Conclusión

¿Qué sabemos del Lhasa Apso?

Origen del Lhasa Apso

El Lhasa Apso es una raza de perro originaria de la región de Lhasa, incluso previo a la dinastía Tang, en el siglo VIII, se cree que el emperador Ningzong los usó como guardianes del palacio imperial en la región Tibetina. El Lhasa Apso está incluido entre las cinco razas consideradas «monumento nacional» en China, el registro de esta raza se remonta entre los siglos XIV al XVII.

Orientados al aislamiento, los monjes y otros gurúes de la región los seleccionaron por su dignidad, su inteligencia y su vigilancia permanente. Se pensaba que su presencia contribuía a la paz interna y al aislamiento, demostrando su incomparable valor. Si bien son muy afectuosos, también son muy guardados y, por lo tanto, se dice que poseen un atractivo y singular personalidad.

Mira también:Manchester TerrierManchester Terrier

Físico del Lhasa Apso

El Lhasa Apso es una raza de tamaño pequeño a mediano, caracterizado cuerpo recortado y rígido con músculos proporcionados. Sus orejas son de tamaño mediano y se sostienen rectas. Sus cabezas son de tamaño mediano, con orejas grandes y los ojos deben tener forma almendrada y alegría en la mirada.

Su pelo es su sello distintivo. Nacen con una manta suave y algodonosa y muchos de ellos tienen cola enrollada. Esta raza generalmente tiene colores blancos y negros, pero también se pueden encontrar de color marrón, gris y naranja.

Características inertes del Lhasa Apso

El Lhasa Apso es una raza fiel, leal a sus dueños, brillante e inteligente. Poseen una gran memoria puesto que son capaces de recordar hechos que han ocurrido hace mucho tiempo y durante mucho tiempo. De carácter fuerte, es un perro de guardia y de compañía muy devoto del dueño. Esta noble raza es un excelente compañero para todas aquellas personas que quieran un perro obediente, pero seguro.

Mira también:MastínMastín

Cuidados para un Lhasa Apso

Los cuidados para una Lhasa Apso requieren cuidados básicos obligatorios para mantenerlo sano. Estos cuidados básicos se enumeran a continuación:

  • Alimentación adecuada para perros de la misma raza.
  • Cepillar su pelo varias veces a la semana.
  • Vacunarlo y usar desparasitación interna y externa.
  • Realizar los controles veterinarios al año.
  • Llevarlo al menos una vez al año al salón de belleza para limpiarlo y cortarle el pelo.
  • No exponerlo a temperaturas extremas, humedad extrema e irradiación solar intensa.

Recomendaciones para el Lhasa Apso

Las recomendaciones para una Lhasa Apso son indispensables para tener una vida saludable. Las recomendaciones principales para tener en cuenta son:

  • Es recomendable llevarlo al adiestrador para obtener una mayor obediencia.
  • Tener una dieta equilibrada acorde a su edad y actividad.
  • Administrar suplementos de vitamina E y hierro.
  • No se recomienda exponer al Lhasa Apso a estímulos fuertes como fuegos artificiales, cohetes o ruidos intensos.
  • No someter a situaciones críticas como quedarse sin agua o comida o cambios bruscos de lugar o dueño.
  • Socializarlo lo antes posible para evitar comportamientos agresivos cuando sea adulto.
  • Es recomendable limpiarle las orejas y lavarlas con suero fisiológico y una gasa.

Entrenamiento para el Lhasa Apso

Existen muchas diferentes técnicas para el entrenamiento de un Lhasa Apso, todas ellas incentivan el comportamiento correcto, premian la obediencia y evitan los comportamientos agresivos o destructivos. El entrenamiento debe ser consistente, firme, paciente y coherente con las metas trazadas. El Lhasa Apso es una raza alegre, activa y divertida, por lo tanto, deben ser entrenados con estas características.

No deben ser entrenados con violencia, corrección física o gritos ya que puede generarse agresividad e impredecibilidad. Se debe enseñarle mediante recompensas, juegos y métodos suaves. Estas técnicas ayudarán a que su perro comprenda mejor lo que se desea de él. Además, no hay que olvidar la importancia de la socialización, el Lhasa Apso debe ser socializado de joven y exponerlo gradualmente a los ruidos, ambientes y personas para evitar comportamientos excesivos como el ladrido.

Conclusión

En conclusión, el Lhasa Apso es una raza de perro única y encantadora, con una historia de millones de años de antigüedad. Su personalidad divertida y afable lo hace ideal para familias grandes o pequeñas. Por si fuera poco, su resistente pelaje corto requiere un mantenimiento mínimo. El Lhasa Apso ciertamente vale la pena considerar como compañero.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lhasa Apso puedes visitar la categoría Razas de Perros.

Esto también te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione acepto para continuar navegando. Ver más